Una de las grandes ventajas del trading con Forex y CFDs, es que usted puede beneficiarse de cualquier cambio en el precio, siempre que elija la dirección correcta. Si usted piensa que el valor del instrumento subirá, abra una posición en "Comprar" ahora, y "Venda" más tarde a un precio más alto, al cerrar su posición (esto se llama una posición "Larga"). Si piensa que el valor del instrumento bajará, abra una posición en "Vender" ahora, y "Compre" más tarde a un precio más bajo al cerrar su posición (esto se llama una posición "corta").